USO Y ABUSO DE ANTIBIOTICOS ESPAÑA A LA CABEZA

EL 20% DE EUROPEOS TOMA ANTIBIÓTICOS PARA LA GRIPE

España es el país de la UE con

mayor consumo de antibióticos

para la gripe.

El último Eurobarómetro muestra que en España no sólo se consumen más antibióticos que en la Europa de los Veintisiete sino que, además, se utilizan peor. El siete por ciento de los españoles se automedicó con estos fármacos que obtuvo en la farmacia sin necesidad de receta médica o en su botiquín casero por prescripciones anteriores que no cumplió.

El último Eurobarómetro de la Unión Europea recoge una encuesta específica para valorar el riesgo de resistencias a los antibióticos. Y los resultados para España no son buenos. Los españoles no sólo consumen más antibióticos que los europeos sino que, con más frecuencia, lo hacen para tratar enfermedades para las que no están indicados estos fármacos.

Los datos del Eurobarómetro muestran que el 40 por ciento de los ciudadanos de la Europa de los Veintisiete confiesa haber consumido antibióticos en alguna ocasión en los doce últimos meses del año, una cifra significativamente mayor en el caso de España, donde el 53 por ciento tomó antibióticos.

Por sí mismos, los datos de consumo no dicen mucho. Sin embargo, cuando se pregunta a los europeos el motivo por el que consumieron estos fármacos saltan las alarmas. El 20 por ciento de los europeos tomó antibióticos con la intención de tratar una gripe y ese error fue mucho más generalizado en España, donde el 32 por ciento citó esta razón. España se sitúa de hecho a la cabeza de toda Europa en consumo de antibióticos con el objetivo erróneo de tratar una gripe.

Y no sólo eso. España también encabeza el ránking del uso de antibióticos para tratar dolores de cabeza: si en la UE27 sólo el 5 por ciento de los ciudadanos declaró haber tomado estos fármacos para curar un dolor de cabeza, esta cifra aumenta al 12 por ciento en nuestro país. No en vano, los españoles tienen más dudas que los europeos sobre el uso correcto de los antibióticos. Sólo el 12 por ciento de los encuestados en España respondió correctamente a las preguntas más básicas sobre cómo deben tomarse estos medicamentos, frente al 20 por ciento de respuestas correctas que dieron sus vecinos europeos. Ante cuestiones concretas como la capacidad de un antibiótico de matar un virus sólo el 23 por ciento de los españoles acertó en su contestación, frente al 36 por ciento de media de Europa.Otro dato no especialmente positivo para España es la forma de acceso a los antibióticos. En la UE27 el 3 por ciento de los ciudadanos adquirió estos fármacos sin receta en la farmacia, una cifra frente al 4 por ciento de España. Además, si en la UE otro 2 por ciento de ciudadanos consumió antibióticos que tenía almacenados en su botiquín casero por una antigua prescripción que no cumplió completamente, esta cifra se eleva al 3 por ciento en el caso de España.

En conjunto, la encuesta mostró que en los países nórdicos se conoce mejor el uso de los antibióticos que en el resto de Europa y que estos fármacos, además, se consumen más racionalmente. Por grupos de población, los jóvenes de entre 15 y 24 años fueron los más proclives a automedicarse y a consumir antibióticos para usos no recomendados. Por sexos, la encuesta muestra que los hombres tienen un mayor conocimiento de la utilidad de los antibióticos (43 por ciento de respuestas correctas) que las mujeres (37 por ciento).

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.