La terapia con anticuerpos podría ser útil en Alzheimer

Para tener buena salud lo haría todo menos tres cosas: hacer gimnasia, levantarme temprano y ser persona responsable  

Oscar Wilde

Unos anticuerpos diseñados específicamente para rebasar la barrera hematoencefálica mejorarían el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, según publica hoy Science Translational Medicine.

Dos estudios que se publican hoy en Science Translational Medicine muestran cómo mejorar la eficacia de los fármacos contra la enfermedad de Alzheimer; para ello, se recurre a unos anticuerpos diseñados específicamente. Estas moléculas actúan bloqueando una de las enzimas necesarias para producir péptidos beta amiloide, que al agregarse en el cerebro de los pacientes con Alzheimer inducen la neurodegeneración.

Los investigadores han diseñado el anticuerpo para que se ligue a un receptor de la barrera hematoencefálica; a diferencia de otros anticuerpos, la nueva molécula no se une a la transferrina, otro receptor de la barrera hematoencefálica que se mueve por los vasos sanguíneos, sin llegar a alcanzar el tejido cerebral. Gracias a que esos nuevos anticuerpos no tienen una elevada afinidad por la transferrina, pueden superar la barrera hematoencefálica y llegar hasta el cerebro sin perderse por el camino; en cambio, se unen a la enzima beta secretasa (BACE1), que es un objetivo terapéutico en la enfermedad de Alzheimer.

De hecho, según han visto estos investigadores en modelos de la enfermedad de ratones y monos, se observa una reducción de la cantidad de péptidos amiloides en la sangre de los animales, así como en el cerebro, aunque esta última es más modesta. A pesar de estos resultados, se necesitan estudios clínicos que determinen si la eficacia vista en los modelos experimentales se reproduce en los pacientes.

Ambos trabajos han sido realizados por el grupo de Ryan J. Watts, del Departamento de Neurociencia de la biotecnológica Genentech, con sede en San Francisco, y por el equipo de Mark S. Dennis, del Departamento de Ingeniería de Anticuerpos, de la referida compañía. Los trabajos se acompañan de un editorial, de Steven M. Paul, en la Universidad de Cornell (Nueva York), también en este número de la revista, sobre las implicaciones de dicho tipo de terapia

(Science Trans Medicine 2011; 3: 84ra43/84ra44).

Fuente:www.diariomedico.com

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.