El Alzheimer preclínico supone un reto diagnóstico que aún no se ha resuelto

El Alzheimer preclínico puede estar vinculado a criterios diagnósticos diferentes según su categoría. Su abordaje ha sido uno de los temas elegidos por Carlos Fermández Viadero y Dámaso Alonso, de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria y de la Universidad de Cantabria, respectivamente, en el congreso de la Sociedad Española de Geriatría.

El Alzheimer preclínico es una entidad compleja y hay una serie de categorías o cuadros que tienen criterios diagnósticos diferentes, por lo que es difícil hacer un dictamen o aproximación cínica certera. El especialista desconoce cómo van a evolucionar los cuadros: algunos derivan a Alzheimer, mientras otros permanecen estables e incluso algunos revierten a una situación de normalidad, según ha asegurado Carlos Fernández Viadero, geriatra de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria, en el LII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, que se ha celebrado en Valladolid.

Viadero, que ha participado en un simposio sobre neurobiología del envejecimiento con una ponencia titulada El Alzeimer preclínico, una entidad, ha señalado que un deterioro cognitivo leve debe ser valorado en una unidad de memoria, al tratarse, generalmente, de pacientes jóvenes por debajo de los 70 años de edad: “Conseguir un diagnóstico certero lo más pronto posible nos va a permitir iniciar un tratamiento adecuado, a pesar de que en esta etapa los fármacos no tienen un papel demasiado relevante”.

Perder la reserva funcional
El especialista considera que en la etapa preclínica de la enfermedad es más importante “el ejercicio físico y el mental, además de mantener una serie de habilidades funcionales y cognitivas, dado que la demencia se produce, en buena parte, por una pérdida de la reserva funcional cerebral que adquirimos durante la primera etapa de la vida”.

Para hacer frente a este reto diagnóstico no resuelto en el Alzheimer preclínico, ¿qué habría que hacer? Carlos Fernández Viadero sostiene que lo primero es apoyar “una buena investigación preclínica, en donde la genética de laboratorio es una apuesta segura; en segundo lugar, que los profesionales que tratan a los pacientes, generalmente neurólogos, geriatras y médicos de familia, estén muy bien formados y, por último, no olvidar que la familia y los cuidadores de los afectados necesitan mucha información, por un lado, y ser atendidos, por otro, al tratarse de procesos largos”, ha observado.

En su opinión, los pacientes con síntomas preclínicos deben ser tratados, de entrada, en las unidades de memoria que ya existen en muchos centros, y aun admitiendo que el médico de familia tiene una buena formación, lo cierto es que conviene efectuar una derivación al especialista hospitalario.

Bases genéticas
En el mismo simposio también ha participado Dámaso Crespo, médico y profesor titular de Biogerontología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cantabria, que profundizó sobre las bases fisiológicas del envejecimiento cerebral. Según ha explicado, el deterioro cognitivo asociado a la edad requiere conocer mejor las bases genéticas y los cambios y alteraciones que se producen en el hipocampo.

Ya se sabe que lo que determina el envejecimiento general y los deterioros asociados son la genética y el ambiente: “Ahora la epigenética nos ha permitido conocer que, junto al ADN, hay muchas moléculas y proteínas implicadas. Actuando sobre ellas podremos influir en la reducción del deterioro cognitivo, tal y como se ha comprobado a nivel experimental”, ha concluido.

UN ÓRGANO MUY COMPLEJO

Dámaso Crespo no quiere ser, en modo alguno, “fantasioso, pero creo que una vez que la industria farmacéutica considere que estos avances en la investigación básica son interesantes, es muy probable que se vuelque sobre ellos en un plazo no muy lejano. De hecho, hay moléculas que actúan sobre algunas proteínas que tiene el ADN en su entorno, las llamadas histonas, que son proteínas básicas, de bajo peso molecular, y muy conservadas evolutivamente entre los eucariotas y algunos procariotas”. El docente considera que actuando específicamente sobre algunas histonas es probable que “consigamos que el deterioro cognitivo no se produzca, y se mantenga el estado funcional normal del individuo”. Mientras tanto, recomienda la actividad física adaptada a la edad de cada persona, además de potenciar también la actividad mental: “Hacen falta más unidades de memoria, en donde se potencie la lectura, la conversación, el intelecto y la concentración, entre otros aspectos, ya que así se mantiene la reserva cognitiva bien cargada”.Crespo y Viadero han coincidido en que el cerebro es una estructura compleja y difícil: “Es un órgano con muchas partes y aunque, en conjunto, todas hacen lo mismo de manera sincronizada, el cerebro cambia constantemente incluso con la misma información. El sistema nervioso es computacional, y una vez que la investigación avance es probable que, en los próximos años, podamos hacer frente al deterioro cognitivo asociado a la edad”.

Fuente: www.diariomedico.com

6 Responses to “El Alzheimer preclínico supone un reto diagnóstico que aún no se ha resuelto”

  1. http://kccsf.org/?document_srl=937389

    El Alzheimer preclínico supone un reto diagnóstico que aún no se ha resuelto « GECOTEND NEWS

  2. youtube.com video immune system boosters

    El Alzheimer preclínico supone un reto diagnóstico que aún no se ha resuelto « GECOTEND NEWS

  3. voyance gratuite

    El Alzheimer preclínico supone un reto diagnóstico que aún no se ha resuelto « GECOTEND NEWS

  4. http://www.bartlatjes.com

    El Alzheimer preclínico supone un reto diagnóstico que aún no se ha resuelto « GECOTEND NEWS

  5. voyance says:

    voyance

    El Alzheimer preclínico supone un reto diagnóstico que aún no se ha resuelto « GECOTEND NEWS

  6. voyance amour

    El Alzheimer preclínico supone un reto diagnóstico que aún no se ha resuelto « GECOTEND NEWS

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.