Archive for the ‘oncología’ Category

Descubren cómo se alimentan las células tumorales

Monday, August 8th, 2011

Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor

       Antoine de Saint-Exupéry

 Un estudio publicado en The American Journal of Pathology descubre la forma en que los tumores en crecimiento se alimentan y cómo esto puede ralentizar mediante los inhibidores de la angiogénesis, que cortan el suministro de sangre a los tumores. Este descubrimiento supone un adelanto hacia nuevas terapias para combatir el cáncer.

“El papel central de los brotes capilares en la vascularización de los tumores, los convierte en un objetivo atrayente para la terapia contra el cáncer. Nuestras observaciones sugieren, sin embargo, que la selección de este modo de formación de vasos sanguíneos podría no ser suficiente para dar lugar a un efecto antitumoral significativo”, han comentado Sándor Paku, de la Universidad Semmelweis de Budapest y Balazs Dome, de la Universidad de Medicina de Viena, en Austria.

Los investigadores usaron microscopía de electrones y confocal para examinar tejidos tumorales en ratones a los que se les había introducido células tumorales malignas. Propusieron un nuevo mecanismo para el desarrollo de pilares de tejido. Por otra parte, demostraron un significativo incremento en la formación de pilares después del tratamiento con vatalanib, un inhibidor de la angiogénesis.

“Hemos establecido que los tumores pueden obtener suficiente suministro de sangre de mecanismos de vascularización alternativos para crecer sin necesidad de brotes capilares. Sin embargo, las terapias contra la angiogénesis pueden hacerse a medida dependiendo del fenotipo angiogenético en cada tumor individual, y el objetivo de los mecanismos angiogenéticos sin brotes en el cáncer parecen ser una estrategia racional. Nuestro estudio aporta una nueva visión de cómo el cáncer es inducido por angiogénesis y puede servir como base para el desarrollo de nuevos fármacos cuyo objetivo sea este tipo de formaciones de vasos sanguíneos”, subrayan.

Fuente:http://www.diariomedico.com

celulastumorales614_1.jpg

Los ancianos están muy poco representados en los ensayos

Tuesday, June 7th, 2011

Es más fácil ser genial que tener sentido común

Jacinto Benavente

El progresivo aumento de la esperanza de vida no sólo ocasiona que cada vez más personas sufran enfermedades vinculadas a la edad, sino que también genera que los pacientes con enfermedades crónicas sean cada vez más añosos.

En el caso de la oncología, esto representa un reto muy importante, ya que muchos de los tratamientos que se usan en este campo no han sido probados en los pacientes geriátricos, que suelen ser excluidos de los ensayos clínicos, según ha quedado de manifiesto durante la Reunión de Trabajo Multidisciplinar en Oncogeriatría, que se ha realizado en el Instituto Catalán de Oncología (ICO).

Uno de los principales objetivos de este encuentro, en el que han participado especialistas de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, la Sociedad Española de Oncología Médica y la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), consiste en hacer un análisis de la situación actual de la oncogeriatría en España para poder detectar las necesidades y elaborar un plan de acción que contemple la participación de otras disciplinas que actualmente no están involucradas en este campo, ha explicado Ferran Guedea, presidente de la SEOR.

Investigación específica
Una de las principales necesidades para el futuro en el campo de la oncogeriatría consiste precisamente en el diseño de estudios específicos que permitan conocer la eficacia y los efectos que tienen algunas terapias oncológicas en los ancianos, ha comentado a Diario Médico Maite Antonio, del Servicio de Oncología Médica del ICO.

En este centro catalán actualmente están en marcha un par de ensayos clínicos de este tipo, uno en cáncer de pulmón y el otro en cáncer de colon, en el que se han incluido específicamente pacientes geriátricos.

También es importante valorar los efectos de algunas pruebas diagnósticas, que pueden llegar a ser agresivas para algunos pacientes frágiles, “pero no por ello se tienen que excluir desde el inicio; lo importante es poder evaluar sus efectos y saber qué prueba diagnóstica o qué alternativa terapéutica es mejor para cada paciente”, ha añadido Alicia Lozano, del Servicio de Oncología Radioterápica del ICO.

Otro de los puntos en los que prácticamente no hay evidencia científica es en los efectos a largo plazo de las terapias oncológicas en el caso de los largos supervivientes, que son aquéllos que desarrollan un segundo tumor al cabo de varios años de haber sido tratados de otro distinto.

Uno de los resultados de esta reunión científica se materializará en un documento de consenso que se distribuirá entre los diferentes hospitales españoles.

Uno de los puntos más destacados del documento será la necesidad de incorporar la valoración multidisciplinar de estos pacientes, para lo que se han establecido unas pautas mínimas que podrán ser aplicadas por los diferentes centros en función de sus posibilidades y recursos.

Además, se ha acordado la creación de un grupo específico de trabajo que impulsará y coordinará trabajos de investigación en el campo de la oncogeriatría con el objetivo de aumentar el nivel de evidencia científica en esta especialidad.

Otro de los aspectos que se han destacado en las conclusiones es la necesidad de mejorar la formación y la difusión en este campo, no sólo a los profesionales sanitarios, sino también a los pacientes, a los familiares y a la sociedad en general.

Fuente: www.diariomedico.com

La GPA analiza las metástasis cerebrales

Tuesday, March 15th, 2011

El arte es maravillosamente irracional, no tiene el menor sentido y, a pesar de todo, es necesario

Günter Grass

Una nueva escala permite validar el pronóstico de las metástasis cerebrales, con la incorporación de nuevos parámetros.

Un estudio que se publica en el último número de Radiation Oncology valida una escala pronóstica de las metástasis cerebrales. El primer autor del trabajo, Salvador Villà, del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Germans Trias, de Badalona, y del Intituto Catalán de Oncología, ha explicado a Diario Médico que “los parámetros estudiados son de todos conocidos en el mundo de la neurooncología, pero se ha añadido uno más que estaba poco validado y reconocido: es el número de metástasis cerebrales que tiene el paciente”.

Es decir, se ha validado el estado general del paciente, que se mide por el índice de Karnosfky, la edad, el tipo de tumor primario, el estado de la enfermedad en el resto del organismo (metástasis fuera del sitio primario), el control de ese tumor primario (si está en progresión o no), el número de metástasis (1, 2, 3 ó más de 3) y los diferentes tipos de tratamiento recibidos de manera prospectiva.

Diferencias
La principal diferencia con las escalas previas es que tiene en cuenta el número de metástasis, “aparte de seleccionar mejor los cortes de edad y no hacer tanto hincapié en el estado del tumor primario, que es difícil de evaluar en bastantes ocasiones”.

Villà ha comentado que “validar muy bien el número de metástasis nos hace enfocar diferentes tipos de tratamiento con radiación y evitar en muchos pacientes tener que hacer una radioterapia holocraneal (de todo el cerebro). Esto ya lo demostramos en el trabajo de la Eortc ensayo 22952, que publicamos en Journal of Clinical Oncology“.

La supervivencia varía en función de los tumores primarios. Los pacientes que vivirán más, con un margen de error aceptable, son los jóvenes, con 1 a 3 metástasis cerebrales, sin metástasis en el resto del organismo y con buen estado general. Su puntuación GPA está entre 3,5 y 4 puntos.

En su opinión, cuando la puntuación pronóstica (GPA 0, 0,5 ó 1) es muy baja y la posibilidad de supervivencia es menor de 2 meses, la radioterapia no tiene gran beneficio y el mejor tratamiento podría ser paliación. “La repetición de pruebas de imagen como la resonancia nos aporta ayuda, lo que conduce a una mejor optimización de los recursos”.
(Radiation Oncology doi: 10.1186/1748-717X-6-23).

Fuente:www.diariomedico.com

Un compuesto antibacteriano inhibe el crecimiento tumoral

Tuesday, March 1st, 2011

La calidad nunca es un accidente; siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia

John Ruskin

Un estudio coordinado por Manel Esteller, del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, que se publica hoy en PNAS, ha identificado una sustancia que inhibe el crecimiento del cáncer mediante la activación del ADN no codificante y de moléculas de micro-ARN.

La enoxacina, una sustancia antibiótica que se usa en algunos compuestos antibacterianos, es capaz de inhibir el crecimiento de diversos tipos de tumores mediante la activación del ADN no codificante y de las moléculas de micro-ARN, según los resultados de un estudio coordinado por Manel Esteller, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer en el Instituto Catalán de Oncología (ICO), del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell).

El trabajo, que se publica hoy en Proceedings of the National Academy of Science (PNAS), pone de manifiesto los potenciales efectos antitumorales de esta conocida molécula, que actualmente está indicada para el tratamiento de algunas infecciones bacterianas, especialmente del tracto urinario.

Esteller ha explicado a Diario Médico que este trabajo surgió “al observar la estructura de esta molécula y al pensar que quizá podría actuar contra los micro-ARN”. Además, algunos datos de estudios previos que constan en la literatura científica ya habían sugerido que la enoxacina podría estar implicada en el mecanismo de interferencia por ARN, que también tiene funciones de regulación del ADN y se considera un mecanismo primo hermano del micro-RNA.

Una de las principales conclusiones que se desprenden de este trabajo de investigación es que la enoxacina estimula la producción de las moléculas de micro-ARN, que son las encargadas de activar o desactivar los genes, y esto a su vez estimula su actividad inhibidora del crecimiento del tumor.

La primera parte del estudio se ha realizado in vitro, mediante el análisis de cultivos celulares de diversos tipos de tumores humanos. Después, en la segunda etapa se ha continuado con el estudio en modelos experimentales de ratones sometidos a trasplantes ortotópicos, principalmente de tumores primarios de pacientes con cáncer de colon.

Próximos pasos
A partir de estos hallazgos, uno de los próximos pasos será plantear el diseño de ensayos clínicos en pacientes con cáncer para comprobar la eficacia de esta molécula para inhibir el crecimiento tumoral. Una de las ventajas con las que se cuenta es que ya se conoce el metabolismo y la seguridad en humanos de este fármaco, pero se debe estudiar la dosis adecuada.

Además, se abre la puerta a una nueva línea de investigación encaminada a buscar otros compuestos contra el cáncer que actúen a nivel micro-ARN, ha pronosticado Esteller.

Fuente: www.diariomedico.com

Que la palabra no sea fuente de malentendidos

Friday, February 4th, 2011

Con el puño cerrado no se puede intercambiar un apretón de manos,

Mahatma Gandhi

El cáncer avanza y sigue provocando muertes entre quienes lo padecen. Pero todo debe ser analizado en su justa medida, ya que también empiezan a registrarse descensos en la incidencia global de la mortalidad y aumentos en el número de personas que han tenido cáncer y están curadas: un 50 por ciento, aproximadamente. Prevención e investigación siguen siendo las piedras angulares para frenar el acoso de esta enfermedad.

¿Por qué decir larga y penosa enfermedad cuando es cáncer? ¿Por qué decir el cáncer de la sociedad, por ejemplo, cuando queremos aludir a algo malo? Y es que, como bien decía Saint-Exupéry, la palabra es fuente de malentendidos, sentencia que en cáncer parece ser una realidad. Puede que este estigma tuviera cierta justificación en el pasado. Pero el presente es completamente distinto y el futuro, muy esperanzador: a pesar de que aumentarán los casos de cáncer en los próximos años, también lo harán los de las personas que se considera curadas, y se reducirían los índices de mortalidad en algunos de los tumores más frecuentes. “El cáncer es una enfermedad seria, como bien saben todos los que la han padecido.

Existe un antes y un después del diagnóstico de cáncer, pero actualmente se puede decir que el 50 por ciento de los cánceres se curan. En España, por ejemplo, hay un millón y medio de personas curadas y que, por tanto, no han muerto a consecuencia del cáncer”, ha señalado Emilio Alba, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), que junto a diversas asociaciones de pacientes y de periodistas ha reclamado, dentro de los actos que hoy celebran el Día Mundial del Cáncer, que se elimine de esta palabra toda connotación de destrucción o negatividad bajo el lema Llamemos a las cosas por su nombre. No es una larga y penosa enfermedad: es cáncer.

La cuarta acepción
La SEOM ha avanzado que ya está trabajando con la Real Academia de la Lengua para que se elimine la cuarta acepción de la palabra cáncer como algo destructivo, así como con los medios de comunicación para variar los libros de estilo en relación con esta enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Internacional contra el Cáncer siguen centrando sus esfuerzos en la prevención, como principal vía para eliminar un nada desdeñable número de casos, y consideran que esta enfermedad sigue siendo y será una de las principales causas de mortalidad en el mundo. El progresivo aumento de la población y el envejecimiento son los elementos que harán que entre el periodo comprendido entre 2007 y 2030 los nuevos casos de cáncer pasen de 11,3 millones a 15,5 millones.

De hecho, uno de cada tres hombres y una de cada dos mujeres padecerán esta patología a lo largo de su vida. Actualmente afecta a cerca de 12 millones de personas en todo el mundo. Un informe realizado por la Fundación ECO (Excelencia y Calidad de la Oncología) y presentado con motivo del Día Mundial del Cáncer alerta además del incremento de la incidencia en menores de 65 años en los próximos diez años. Así, y según Eduardo Díaz-Rubio, vicepresidente de la citada fundación, en 2020 podrían registrarse 242.000 nuevos casos de cáncer, de los que el 38,6 por ciento se correspondería con personas menores de 65 años.

Esto se traduce en 93.372 nuevos casos en esta franja de edad, frente a los 77.382 de 2010. Este cambio de patrón se reproducirá en todos los procesos neoplásicos, pero será especialmente destacable en el cáncer de mama “que afectará en un 60 por ciento del total de casos detectados a la población más joven”. El incremento en la incidencia y en la prevalencia de la enfermedad, sobre todo en países industrializados y ahora también en países en desarrollo, podría ser consecuencia directa del avance en el diagnóstico precoz, lo que no deja de ser algo positivo, y del irremediable envejecimiento de la población.

Puntos ganados
No obstante, y a pesar de estos previsibles incrementos, hay una inmejorable noticia: las tasas de supervivencia también mantienen una tendencia al alza. La presencia de representantes de las asociaciones españolas de afectados por sarcomas, tumores cerebrales, linfoma, cáncer de pulmón y de colon, en los actos del Día Mundial son la prueba evidente de la supervivencia a muy largo plazo. Pero es que, además, un trabajo realizado para la SEOM indica que, al menos en España, la incidencia de la mortalidad está disminuyendo en 1,3 puntos al año en hombres y en 1 punto en mujeres.

Según los datos que se dieron a conocer en el último Congreso de la Sociedad Americana de Oncología, en Estados Unidos, se ha rebajado en 1,6 puntos al año estas cifras, fundamentalmente por la reducción de casos de cáncer de pulmón debido a una reducción de fumadores.

Pese a todo, no hay que levantar falsas expectativas ni bajar la guardia. Pulmón, páncreas, hígado y tumorales cerebrales siguen siendo peligrosos enemigos y engordando las listas globales de mortalidad por cáncer, enfermedad, sin embargo, a la que se consigue vencer en muchos ocasiones.

LO QUE DEPARA EL FUTURO

CIRUGÍA: Tiende a la menor invasión y a la aplicación de la robótica. No curará más, pero sí será de menor morbilidad.  

RADIOTERAPIA: Siguiendo las pautas de los últimos 15 años, el tratamiento radioterápico disminuirá el daño en el tejido tisular y será más selectivo.

FARMACOLOGÍA: La terapia molecular avanzará de tal forma que se dispondrá de fármacos personalizados que actuarán sobre vías específicas tumorales de señalización.  PREVENCIÓN: Barata y eficaz, es una herramienta de primer orden, ya que dos de cada tres cánceres pueden prevenirse. Precisa de una educación y concienciación social.  

INVESTIGACIÓN: Fundamental para los tumores más complejos. Los ensayos, básicos y clínicos, serán esenciales para mejorar los resultados.

Fuente: www.diariomedico.com